El percebe

Compartir

Los hay de sol y de sombra, se trata de un crustáceo que crece en las costas rocallosas de mares con aguas que pueden ser templadas o frías. Su imagen es casi mitológica, compuesto por dos partes bien distinguidas, un pedúnculo  y una uña que parece rasgar el agua del mar cada que baja la marea. El pedúnculo es la parte que contiene la carne de este crustáceo, y según su lugar de captura, se les puede encontrar desde los 5 hasta los 12 centímetros de longitud (menos de cinco centímetros se les considera poco atractivos para su comercialización). Este crustáceo, pasa la mayor parte de su vida adulta adherido a las rocas, aguantando las inclemencias del oleaje más salvaje, está desprovisto de extremidades, así que se alimenta por medio de filtros que posee su cuerpo por los cuales se alimenta de plancton. En la totalidad de los casos, se les encuentra en colonias de numerosos percebes, que viven a la expectativa, remojados en la espera de que una mano valiente los arranque de su estatismo. Según gente experimentada en el tema, su precio en el mercado va de la mano con este factor, ya que las personas encargadas de su recolección, arriesgan la vida cada que se aventuran en esta empresa que es realizada rústicamente,valga decir, a mano. En tiempos de recolección, la marea es baja y las embarcaciones están demasiado cerca de las rocas, esto hace en extremo vulnerables a los recolectores, ya que en cualquier momento puede llegar una ola violenta que los proyecte contra el cúmulo de sobresalientes rocas, pudiendo llevarse algo más que un simple susto.A diferencia de otro tipo de mariscos como el camarón, el percebe es bajo en grasas, lo cual no merma su exquisito sabor, por si fuera poco, es alto en contenido de vitamina B, así como en potasio y otro tipo de minerales. Generalmente los percebes se comercializan vivos, pero puede encontrárseles cocidos o congelados según su lugar de destino, para disfrutar de su sabor más auténtico, lo más recomendable es adquirirlos frescos. La preparación del percebe puede resultar un tanto burda, pero no hay que dejarnos engañar, su sabor es fantástico. Basta con colocar un poco de agua de mar en una cazuela (en caso de no contar con agua de mar, colocar a cada litro de agua 80 gramos de sal gorda aproximadamente), añadir un toque de vino blanco y unas cuantas hojas de laurel, todo en pequeñas porciones para nodisfrazarel sabor del percebe. Se coloca el agua sobre el fuego, y cuando empiece a hervir, se incorporan los percebes, al estar fríos, esto provoca la interrupción del hervor y en el instante en que vuelva a hervir el agua, sabremos que los percebes están listos, se recomienda dejarlos unos cuantos minutos más para asegurar que la carne esté bien cocida. Una vez fuera de la cazuela, debe colocárseles en un recipiente y envolverlos con un trapo para atrapar el vapor, así conseguiremos que el vapor envuelva al percebe para que sea más sencillo separar la carne de su cuerpo. El percebe está listo, ahora solo tienes que escoger el vino blanco de tu preferencia, servirte una copay disfrutar un sabor que te hará olvidar que existe un espacio entre el mar, el cielo y la tierra. Buen provecho.

Bibliografía

Pollicipespollicipes. Wikipedia La Enciclopedia Libre. Wikipedia.org. 6 de Octubre2014 [Consulta: 6 Feb 2015]. Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Pollicipes_pollicipes

Enciclopedia Gourmet. Percebes. 10 de Mayo, 2006 [Consulta: 6 Febrero 2015]. Disponible en: http://www.delbuencomer.com.ar/index_archivos/percebe.htm

 

no comments