1324417516cocinaitaliana 1378749393Carpaccio 1378749413Pizza 1378749423Tiramisu

La cocina italiana  refleja la variedad cultural de sus regiones, así como la diversidad de su historia. Es muy común que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platos más famosos, como la pizza, la pasta y el café, pero lo cierto es que se trata de una cocina donde coexisten los abundantes aromas y los sabores del mediterráneo.

Ingredientes principales de la cocina italiana.
La gastronomía italiana se compone principalmente de los siguientes ingredientes: verduras y frutas, ya que se emplean mucho los platos preparados con setas, espinacas, calabacines, alcachofas, tomates, y frutas de todo tipo; carnes y pescados, incluyendo una gran variedad de éstos pero no así de aves; arroces y pastas, toda vez que existe una gran selección de pastas que pueden prepararse como plato fuerte y suelen servirse con mantequilla, parmesano, con ragú de carne o diversas salsas; pizzas, de las cuales existe una gran variedad elaboradas codistintos ingredientes de la región, siendo las más representativas la pizza napolitana y la caprichosa; panes, destacando el panini y la focaccia; quesos, algunos de cuales se encuentran protegidos por el sistema de denominación de origen (DOP), entre ellos priman el gorgonzola, el mozzarella y el parmigiano; bebidas, destacando el vino Marsala y el Chianti; café, siendo los más populares el expresso y el capuchino; y por último los licores, entre los que destacan el Limoncello, el Amaretto y la Grappa.
Estructura de un menú típico.
El orden habitual de los platos en el almuerzo italiano es el siguiente: l’antipasto, conformado por entremeses calientes o fríos, como el carpaccio y la ensalda caprese; il primo, que consiste en un plato caliente como pasta, risotto, o sopa; il secondo, mismo que, en esencia, constituye el plato principal y que se compone generalmente de carne o pescado; il contorno, que puede consistir en una ensalada o en verduras preparadas; y, para finalizar, se consume il dolce, que se trata del postre y que suele ser dulce, destacando el tiramisú, el gelato y los profiteroles.